María Jiménez Cordoba presenta con éxito su TFG titulado “Green Urban Areas within Climate Change Strategies: A Preliminary Approach for Las Palmas de Gran Canaria, Spain”

Compartir en redes socialesShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter


María Jiménez Cordoba, alumna de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria del Grado en Ciencias del Mar presentó reciente mente su Trabajo Fin de Grado titulado Green Urban Areas within Climate Change Strategies: A Preliminary Approach for Las Palmas de Gran Canaria, Spain”. Este trabajo fue realizado durante los meses de practicas en empresa que realizó la alumna en CETECIMA, contando para dicho estudio con la colaboración y guía de su tutor académico, el Dr. Aridane González González y su tutora de empresa y técnico del área de innovación de CETECIMA, Dña. Verónica Lora Rodríguez.

María en su estudio señala que el cambio climático es el reto más importante al que se enfrenta nuestra sociedad. Es un gran inconveniente y sus impactos están afectando a todas las regiones del planeta, especialmente a las islas. En consecuencia, existen muchos enfoques top-down a través de acuerdos, protocolos y estrategias globales. Sin embargo, el enfoque bottom-up, donde la sociedad está involucrada, necesita más atención, y es donde las áreas urbanas son fundamentales. Cobra relevancia teniendo en cuenta que las sociedades se concentran principalmente en áreas urbanas donde se debe desarrollar tanto la mitigación como la adaptación.

La temperatura de las ciudades, como en otras partes de la Tierra, está aumentando debido a las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Además, las áreas urbanas también se ven afectadas por otros efectos que aumentan la temperatura como el fenómeno de las islas de calor, debido a las actividades humanas y las estructuras urbanas. Las emisiones de GEI en Canarias, como emisiones totales de CO2, aumentaron hasta 2005, alcanzando los 24.609,9 Gg CO2-eq. De 2005 a 2014 estas emisiones totales disminuyeron hasta 16.230,8 Gg CO2-eq. La temperatura, medida en la estación meteorológica ubicada en el aeropuerto de Gran Canaria, aumentó desde 1951, especialmente la evolución de la temperatura mínima donde la dependencia del tiempo fue superior a la de la evolución de la temperatura máxima. Así, en un siglo la temperatura máxima aumentaría cerca de 1.8ºC, mientras que la temperatura mínima sería 3.7ºC superior a los registros actuales.

Entre todas las acciones posibles en materia de cambio climático, las zonas verdes urbanas son efectivas para paliar el impacto del aumento de temperatura y, al mismo tiempo, pueden ser consideradas como una herramienta social para un nuevo estilo de vida. Sin embargo, no existe una estrategia a largo plazo en la capital de Gran Canaria, que en realidad es la ciudad más habitada de Canarias. Luego, en el caso de Las Palmas de Gran Canaria, las áreas verdes urbanas podrían implementarse en conjunto en 51.651,9 m2 (en diferentes áreas), 7.769,3 m (generalmente en vías lineales). Eventualmente, existe un fuerte apoyo social para la implementación de áreas verdes en Las Palmas de Gran Canaria, como se demostró en una encuesta.

Las prácticas de empresa tuvieron lugar en el marco del proyecto SOCLIMPACT (Downscaling climate impacts and descarbonisation pathways in EU islands, and enhancing socioeconomic and non-market evaluation of Climate Change for Europe, for 2050 and beyond) financiado a través del Programa Marco Horizonte 2020 (Grant Agreement No 77661). Su objetivo es modelizar los efectos del cambio climático y sus impactos socioeconómicos en 12 islas y archipiélagos europeos. El proyecto, liderado por el Instituto TIDES de la ULPGC, cuenta con la participación de 23 socios europeos, cuyos investigadores han estado trabajando en el diseño de políticas a través de modelos integrados que ayudarán a evaluar el coste económico del cambio climático en las islas.